Liburuak

Deskargatzeko klikatu irudi honetan
Para descargar pincha en la imagen

 

 

 La horda de oro
[1968-1977] La gran ola revolucionaria y creativa, política y existencial

t

Años de plomo. Cuerpos separados. Estragos por parta del Estado. Subversión, Represión. Terrorismo. Excepción… ; o por el contrario, los años más bellos de nuestras vidas. Transformación radical de la vida cotidiana. Utopía. Necesidad de comunismo. Revolución sexual. Lucha armada. Etc. Y aun más. Mundo Beat. Hippies. Situacionistas. Movimiento estudiantil. Poder obrero. Lucha continua. Maoistas. Consejistas. Anarquistas. Autónomos… Detrás de todas estas definiciones, la vida de miles, de centenares de miles de individuos durante dos décadas, que excavaron hasta los cimientos de los pilares aparentemente inmutables de la sociedad italiana. Después de aquella enorme y profunda experiencia colectiva, nada puede ser considerado como antes.

 

Contra la democracia
Grupos Anarquistas Coordinados

r

Libro en el que se analiza la democracia, tanto parlamentaria como alternativa, como sistema de dominación. Se explica el concepto de democracia, su etimología, su recorrido histórico, su funcionamiento actual (democracia parlamentaria), sus relaciones con el capitalismo, la mentalidad democrática y las diversas democracias alternativas (populares, participativas, directas,…) que en el peor de los casos son máscaras del poder y en el mejor, nomenclaturas inapropiadas para propuestas comunales intertesantes pero no democráticas.

 

Rituales de resistencia
Subculturas juveniles en la Gran Bretaña de postguerra

e

Rituales de resistencia es una de las obras fundacionales del Centro de Estudios Culturales Contemporáneos (CCCS) de la Universidad de Birmingham y, por ende, de los Cultural Studies. Frente a la prensa y los políticos conservadores, incapaces de ver en las culturas juveniles de postguerra más que espectáculo o violencia, Stuart Hall y sus compañeros desarrollaron un análisis histórico que conjugaba la atención a las clases con la agencia de sus protagonistas (mods, skinheads, rastas, rudies, hippies).

En un momento de acelerados cambios en la estructura económica así como de consolidación de la sociedad de masas, los investigadores del CCCS acompañaron a los jóvenes británicos para tratar de entender los significados de sus novedosos «estilos», así como para resaltar las formas culturales de resistencia implícitas en sus patrones de sociabilidad. En el cruce de lo macro y lo micro, de los cambios objetivos y de los deseos subjetivos, fueron capaces de leer una época que dejaba atrás la homogeneidad de la clase trabajadora pero que seguía buscando imperiosamente nuevas formas de comunidad e identidad.

El CCCS de la Universidad de Birmingham fue fundado por Richard Hoggart en 1964. La perspectiva interdisciplinar del centro conjugaba el marxismo, la teoría crítica, el postestructura- lismo, la etnografía y el análisis de los medios de comunicación. El reconocido sociólogo antillano Stuart Hall fue nombrado direc- tor del centro en 1968. Bajo su dirección se desarrollaron los estu- dios considerados canónicos de los Cultural Studies: Policing The Crisis (1978) y The Empire Strikes Back (1982), así como el clásico que ahora se publica, Rituales de resistencia (1975).

 

Lo queremos todo

w

Lo queremos todo!. porque no queremos pasar la mitad de nuestra vida en la fábrica. Porque el trabajo es nocivo. Porque queremos tener más tiempo para organizarnos politicamente. Porque queremos llevar la lucha contra el patrón. Porque queremos quedarnos en casa sin perder el salario cuando no podemos trabajar. […] porque somos nosotros los proletarios del sur nosotros los obreros masa esta enorme masa de obreros los ciento cincuenta mil trabajadores de la Fiat los que hemos construido el desarrollo del capital y de su Estado. Porque somos nosotros los que hemos creado toda esta riqueza y de la que no nos dejan más que la migajas. Porque hemos creado toda esta riqueza dejándonos la vida en el trabajo o muriéndonos de hambre en el sur. Pero ahora que somos la gran mayoría del proletariado ya no tenemos ganas de trabajar y de dejarnos la vida en el progreso del capital y de su Estado. Estamos hartos de mantener a todos estos cerdos.

 

Luchas autónomas en los años setenta

q

Este libro pretende ser una intervención política sobre la memoria. Su propósito es sacar a la luz el otro movimiento obrero: un movimiento anticapita-lista que nació y creció a partir de las prácticas de autoorganización y que fue protagonista de numerosas luchas bajo el Franquismo y los años que le siguieron. Su propósito es así una reescritura de la Transición en la que los grandes nombres dejen de contar, y en la que las luchas colectivas y anónimas ocupen su lugar. Pero, por encima de todo, este libro quiere ser una intervención política sobre nuestra actualidad. Por eso la reconstrucción histórica viene seguida de análisis concretos que al tiempo que describen cómo el concepto de autonomía ha sido recuperado por el capital, intentan contestar a la pregunta de ¿cómo será la práctica autónoma en el futuro? De hecho, la autonomía (obrera) era, antes que nada, un modo de lucha que prefiguraba ya otra sociedad. Hoy, en la época global, repensar la autonomía es iniciar vías de desocupación del orden, abrir grietas en la realidad donde hacer la experiencia del nosotros. Nuestra mirada a la historia desde el presente no es, por lo tanto, una mera recuperación de la memoria. Tal y como dice J. Gelman, al olvido no hay que oponer la memoria sino la verdad. La verdad que deshace la historia del poder, la verdad que perfora la realidad que se nos impone. La verdad como el aire que necesitamos para respirar. Construir esa verdad, más exactamente, construir nuestra verdad es el objetivo de este libro.

 

Otras inapropiables
Feminismos desde las fronteras

a

Inapropiadas/inapropiables, desubicadas en los mapas disponbles de la identidad y la política, sin poder adoptar ni la máscara del “yo” ni la del “otro” de las narrativas occidentales modernas. Fronterizas, intrusas, extranjeras, de conciencia antagonista y diferencial reclaman el privilegio sin garantías de partir de posiciones sociales múltiples y contradictorias en cuya tensión y conflicto se producen unos conocimientos y prácticas políticas reflexivas y críticas que se escapan de la autocomplacencia y las narrativas universales. Posiciones que declarándose mestizas e impuras, parciales y situadas, no se encaraman ni en la seguridad romántica de una pretendida pureza identitaria, ni en supuestos universalismos homogeneizadores sustentados en un capitalismo heteropatriarcal racialmente estructurado. Trabajando desde la articulación no reductora de múltiples y diferentes diferencias constitutivas de género, “raza”/etnicidad, sexualidad, clase, nacionalidad, los textos recogidos en este volumen evitan los planteamientos que jerarquizan y fijan a priori las posiciones unitarias de víctimas y opresores como elementos necesariamente excluyentes.

 

El gobierno de la excedencia
Postfordismo y control de la multitud

s

Qué relación tiene el nuevo régimen de producción y movilización laboral con la proliferación de innovadoras formas de control, con la multiplicación de los dispositivos de segregación y vigilancia y con el nuevo encarcelamiento de masas del que hoy somos testigos? Ésta podría ser la pregunta con la que se abriese este libro y todo un proyecto de discusión sobre la nueva economía política de la pena. El gobierno de la excedencia avanza una respuesta tan imprevista como osada. La actual exacerbación de la rigidez penal, de la lógica de excepción y de la atmósfera mediática del securitismo preventivo, bien pudiera deberse menos a una capacidad de control totalitario sobre el cuerpo social, que justamente a lo contrario. Los poderes podrían estar contemplando una sociedad que se les escapa más allá de los ángulos ciegos de las redes de videovigilancia y de la punición preventiva. La identificación del crimen con grupos de riesgo (migrantes, minorías, jóvenes), la definitiva selectividad del endurecimiento penal hacia estos grupos y la emergencia de lo que cada vez más, es una gran metrópolis punitiva, obedecerían así a una estrategia de reducción de la complejidad, de destrucción de una impensable alianza social (¿la multitud?), potencialmente letal para el régimen de acumulación postfordista.

 

Capitalismo cognitivo
Propiedad intelectual y creación colectiva

tumblr_m79hetZ2K91raygpho1_400

En ocasiones un concepto de ia sociología económica puede ser una simpie converción retórica que sirve como elemento de agregación de afinidades ideológicas previas. En otras, el conceptó se abre como plano experimental para la aprehensión de una realidad mutante y siempre demasiado veloz, como cortafríos de una práctica crítica largo tiempo gelificada. En este caso, «capitalismo cognitivo» quiere ser la inversión política y crítica de las etiquetas sociológicas de Ia «sociedad de la información» y de Ia «sociedad del conocimiento». La centralidad del conacimiento como recnrso productivo, como zona estrategica por antonomasia de cualquier política de desarrollo, ha dejado de lado la matriz conflictíva y violenta por la que el conocimiento es objeto de apropiación y expolio. Las patentes sobre eI software y sobre la vida, el refuerzo de Ia legislación de copyright y la persecución incesácesante de la llamada «piratería intelectual», son sólo las marcas de supeficie de un conflicto que nas acompañará las próximas décadas.

 

El eje del mal es heterosexual
Figuraciones, movimientos y practicas feministas queer

tumblr_m79hetZ2K91raygpho1_400

El eje del mal es heterosexual versa sobre movimientos, prácticas y figuraciones queer contextualizándolos dentro del contexto peninsular y europeo.Este libro surgió de una serie de encuentros donde problematizamos tanto el concepto como las teorías y prácticas queer, y analizamos sus relaciones, acuerdos y desacuerdos con otros movimientos feministas, okupas y de gais y lesbianas. Este libro es deudor de esas discusiones y de una particular visión de lo político: queríamos reclamar lo trans y lo inter de lo queer; queríamos hablar de las complejidades y contradicciones de las identidades múltiples; queríamos discutir las conexiones constitutivas de las diferentes opresiones; queríaos, también, hacer un texto que rompiera con el referente estadounidense y tuviera diferentes voces y tonos.Este híbrido, surgió del hartazgo del que, como señala Bárbara Smith, la transfobia, la lesbofobia y la homofobia sean las últimas opresiones en ser mencionadas, cuestiones poco serias que distraen de la lucha contra los “enemigos principales” y fragmentan a la “izquierdqa”; al tiempo que se acuasa a los moviminetos queer de ser particularistas e interesarse solo por “lo meramente cultural”, lo “estético”, lo “teatral” de la sexualidad. Ello nos ha llevado a reflexionar sobre cómo se construyen los consensos y las multitudes en los colectivos o moviminetos sociales, sobre la base de posponer, desdibujar o incluso elimar determinadas demandas de la agenda como “secundarias” o “particulares”.Este libro surge también del rechazo a la dicotomía personal/político y al establecimiento de un determinado espacio político como el único desde el que reclamar resistencia. Porque, para muchas personas, lo quieran o no, sus propios cuerpos abyectos ya son “política”, cotidianos coampos de batalla susceptibles de ser interpelados violentamente y a su vez cuerpos-resistencia que cortocicuitan las normatividades.

 

El movimiento del ’77

El_movimiento_del_77

El movimiento del ’77 italiano fue el episodio más intenso de la larga década de creación política y existencial que barrió Europa desde el año 1968. Extrañamente ocultado, prácticamente desconocido más allá de los círculos de iniciados, fue sin embargo la primera estación de la secuencia de experimentación social y política que llega a nuestros días. El ’77 fue, en efecto, el movimiento de los centros sociales okupados, las radios libres, los fanzines, el rechazo al trabajo…

 

Nuevos Feminismos
Sentidos comunes en la dispersión

nuevos_feminismos

Qué ha pasado en las últimas décadas con el movimiento feminista? ¿Ha mutado? ¿Ha desaparecido? ¿Qué son los nuevos feminismos? ¿Con qué y con quién dialogan? ¿Qué aportan para pensar lo político en la actualidad?Este libro se sitúa donde la mayoría de las historias del movimiento feminista español se detienen: la década de los noventa. A partir de una amplia base gráfica y documental y a caballo de tres grandes hilos narrativos (autonomía, genealogía de las diferencias y mapas de la globalización), Silvia L. Gil desbroza cuestiones como el fin del sujeto único del feminismo, las posibilidades transformadoras de la autonomía y la diferencia en un capitalismo que se nutre de las mismas y, sobre todo, la posibilidad de preguntarse por lo común, cuando la experiencia de lo compartido parece haber sido robada, y cuando el malestar y la vulnerabilidad de los cuerpos se sienten a flor de piel. Señala, en definitiva, una de las preguntas fundamentales de nuestro tiempo: ¿cómo ser capaces de dibujar sentidos comunes en la dispersión?

 

Tratado para radicales
Manual para revolucionarios pragmáticos

7446

Un grupo de vecinos protesta ante la puerta del diputado de distrito exigiendo mayor atención para la zona. Un grupo de mujeres interrumpe el normal funcionamiento de un centro comercial que no contrata latinas. Un grupo de afroamericanos se dirige al barrio rico de la ciudad con el fin de señalar a los dignos propietarios de las infraviviendas que habitan. En EEUU, este tipo de acciones han sido desarrolladas desde los años cincuenta por el movimiento del community organizing (organización comunitaria).Saul Alinsky tuvo un papel protagonista tanto en los comienzos como en el primer desarrollo de esta rama del activismo estadounidense: participó en la organización de los guetos negros de Chicago y Nueva York, animó la constitución de las primeras fundaciones y asociaciones del organizing y a partir de su experiencia y de sus reflexiones formó a cientos de activistas. En 1971 escribió Tratado para radicales con el fin de condensar estos saberes acerca de cómo conectar con la gente y cómo poner en marcha tácticas y campañas divertidas y siempre eficaces. Una colección de métodos y sugerencias pragmáticas que parten de un análisis realista de la situación y que básicamente tienen un solo objetivo: demostrar que con organización sí se puede arrancar el poder a los poderosos, que nuestro horizonte puede ser la revolución.

 

Anarquismo para principiantes

tumblr_m02a9my6zg1qhhds6

Las ideas de Proudhon, Bakunin y Kropotkin, que parecían sepultadas por la historia, en especial a partir de la segunda mitad del siglo XX, recuperan gran parte de su vigencia. Crece la cantidad de banderas libertarias en las manisfestaciones contra la globalización y las corporaciones, sus postulados aparecen en los deabtes contemporáneos sobre el neoliberalismo o la ecología, se multiplican los grupos de Internet que, de hecho, adhieren a sus principios. E intelectuales como Michael Foucault, Gilles Deleuze, Osvaldo Bayer, Noam Chomsky, Murray Boochkin… reconocen en sus trabajos la herencia de los primeros ácratas. La historia que construyeron los anarquistas en su pelea contra el poder y la opresión del Estado, que alcanzó su punto más alto en las Comunas campesinas de la España prefranquista, afecta también al mundo de la cultura y forma parte fundante de las vanguardias artísticas del siglo XX y también de algunos fenómenos de la cultura popular, como el movimiento punk. En el texto de Marcus Mayer, acompañado de los notables dibujos de Sanyú, Anarquismo para principiantes recorre la historia y las influencias de este movimiento que ha demostrado, con sus contradicciones y tropiezos, pero también con una notable imaginación y un incansable espíritu de lucha, que aún tiene mucho para aportar a la escena contemporánea.


¡Maderos, cerdos, asesinos!
Crónica del Diciembre griego

maderos_cerdos_asesinos

Este libro recoge los testimonios de varios de los protagonistas de Diciembre de 2008, un momento cargado de un profundo trasfondo social, político e histórico que se enlaza con la historia de las luchas de los últimos treinta años. El libro, cuyo título  ¡Maderos, cerdos, asesinos!  es un popular cántico en todas las movilizaciones griegas, describe lo ocurrido en la Revuelta de Diciembre en distintos puntos de Atenas y en otras ciudades helenas y la participación de los anarquistas en ella. Dicha participación se caracterizó y se caracteriza  por la práctica de la revuelta social sin mediadores y sin ilusiones de lograr cambios dentro del sistema existente, proponiendo la autoorganización contra cualquier tipo de organización jerárquica, proponiendo la contraviolencia frente a la violencia estatal y la solidaridad contra la individualización y las divisiones artificiales creadas por el poder.

Mucha gente adoptó métodos dinámicos de lucha y procesos de autoorganización, sin representantes y sin plantear reivindicaciones. Diciembre no sólo continúa una cultura de violencia política, también siembra una nueva tradición de autoorganización y dota un importante impulso social a organizarse desde abajo. Estos procesos de autoorganización no tienen la violencia asesina de la Policía como único objetivo, sino todas las expresiones de Autoridad: desde la forma en que vivimos, trabajamos, producimos o consumimos a cuestiones de salud, de medio ambiente, a todo. Todos los aspectos de la Autoridad son frentes de batalla para la gente que se autoorganiza y lucha desde abajo, no siempre violentamente, pero siempre contra el Estado.

 

Deja un comentario